Normales y ridícula

El fin de semana pasada Jorge Drexler se pasó por el Aula CAM de Alicante Jorge Drexler. De hecho, se pasó tres cuartos de hora tarde por un encuentro con periodistas. Como no, los fotógrafos lo raptaron de inmediato y se lo llevaron a posar. Y, como no, no sacaron ni un mísero huevo frito.

Cuando lo soltaron, y tras pasar por el confesionario (cada día odio más las ruedas de prensa), no pude evitar decirle “creo que la pregunta más ridícula que le he hecho a alguien hasta la fecha te la hice a ti el verano pasado”. Entonces él visitó La Nucía dentro de la programación de Les Nits de la Mediterrània. Entonces yo era becario. Insistió en que se la contase. Se la conté. Rió y me dijo que “tranquilo, me han hecho preguntas mucho más ridículas”. Encima de fenómeno sobre el escenario, majo cuando está al mismo nivel del resto.

De Drexler sorprende su normalidad. Alguien, un periodista, se acercó y susurró: “es un poco soso”. Es  demasiado normal, respondí. ¡Como si nunca hubiera ganado nada en su vida! Casi siempre, los genios suelen ser muy normales. Los problemas casi siempre vienen por los que se creen genios. Habla con pausa, piensa lo que dice, gasta un sentido del humor discreto pero punzante, y tiene ese punto de incontinencia verbal en sus respuestas característica del Cono Sur.

Drexler en el Aula CAM

No fue al único artista al que conocí en persona. Casualidades de la vida, me presentaron a El Pacto. De cicerone ejerció Miki López, uno de esos periodistas que trata de superar los clichés tradicionales del cuentaloquepasa desde una de las teles más frescas que vemos por estos lares.

A lo que íbamos: Anabel y Carlos se prestaron como ganchos para un reportaje algo diferente y acabaron entrevistando a Drexler. Luego estuvimos hablando un buen rato. Apuntan alto. Les ha fichado la discográfica de El Terrat y Sony se va a encargar de la distribución de un disco que ya tenían grabado. Contaron que fue el propio Buenafuente (“Hola, sòc l’Andreu”) el que les llamó y el que les organizó un showcase.

Ambos son buena gente, artistazos que de momento compaginan sus labores docentes con ensayos y conciertos. Jornadas de 12 horas entre aguantar alumnos, ensayar y cargar y descargar instrumentos, amplificadores y demás. En poco más de año y medio, desde que se dedican en serio a esto, han hecho más de 70 conciertos… y todos en Alicante.

En definitiva: gente buena y auténtica, muy normal y con unas ganas locas de aprender, de crecer y comerse el mundo desde encima de los escenarios.

El mismo día confirmé mis mejores sospechas sobre el bueno de Jorge Drexler y conocí a dos de los cuatro miembros de un grupo que espero tenga la suerte de triunfar.

Fue un buen sábado.

Etiquetas: ,

Una respuesta to “Normales y ridícula”

  1. laura pablo Says:

    pelín cansinos el grupo de tu gafapasta catalán xD Pero bueno en las canciones con guitarreo ganan
    un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: